QUERIDO LECTOR, TODOS LOS PERSONAJES QUE AQUÍ APARECEN SON FICTICIOS; LÉASE SALIDOS DE LA MENTE. CUALQUIER PARECIDO CON LA REALIDAD ES MERA COINCIDENCIA

jueves, 15 de julio de 2010

Por los mismos derechos con los mismos nombres

Olé olé,
olé olá


El matrimonio,
se va a aprobar.
Por la igualdad
y diversidad.


Olé olé,
olé olá


El matrimonio,
se va a aprobar.
Por la igualdad
y diversidad.


Olé olé,
olé oláááá

Y se aprobó la ley. Estos procesos y acontecimientos refuerzan una vez  más dos pensamientos que vivo con intensidad. Por un lado, la Historia se enseña en la calle. En plaza, con frío, bajo las bufandas, con bombos y banderas militantes, con pasión dentro de una carpa de la Comunidad Homosexual Argentina viendo una votación única. Jamás fui a una Marcha del Orgullo, pero haber estado ayer fue impagable. Creo que superó cualquier anécdota que pudiera transmitir.  Mis viejos me acompañaron desde la distancia y espero no pecar de ingenuo pero en mi casa también hay un aire distinto. Pocas veces tuve tanto orgullo de ser argentino y me alegra el alma, por primera vez le festejé su cumpleaños.
Además, no podría haber querido vivir en otra época de este país. Qué inmenso regalo me dio la vida de formar parte de la generación que vuelve a ver la ideología, la militancia, la lucha de derechos, los debates políticos, la revalorización de los trabajadores, la actividad de las organizaciones sociales, la defensa de la democracia y los cambios de paradigmas. Ojalá todos puedan apreciarlo, hay un mundo que revivió hace unos siete años y sería un insulto torpe no abrirle las puertas.
Hoy, las noches serán más lindas porque la sociedad argentina también lo es.

1 comentario:

santi dijo...

si, haber estado ayer fue impagable.

en noviembre todxs a festejar en la marcha del orgullx que este año va a ser aún más una fiestota!!!

besos!