QUERIDO LECTOR, TODOS LOS PERSONAJES QUE AQUÍ APARECEN SON FICTICIOS; LÉASE SALIDOS DE LA MENTE. CUALQUIER PARECIDO CON LA REALIDAD ES MERA COINCIDENCIA

domingo, 9 de noviembre de 2008

Yo contra la música

Hace mucho tiempo Patricio no se las rebuscaba para lograr pasar el trato. Su capricho de no querer irse más temprano del boliche lo venció. Sabía que le quedaba por delante una difícil tarea. 3 horas. 3 largas y interminables horas que bien podrían haber sido tres placenteras, divertidas y llevaderas horas. Podemos decir que fue un mix entre ambos extremos. Igualmente debemos reconocerle que fueron más los momentos placenteros que los aburridos. Por lo que Patricio se las rebuscó bien, así como para dar una conclusión.
Esta época es rara. No es el fin de nada pero se tiene el cansancio acumulado de todo el año. No es el principio de nada pues la mayoría de las cosas están terminando. Fiestas de egresados, reuniones, facultad, resposabilidades, rutinas, hábitos que caducan al llegar fin de año para renovarse con el año siguiente. Patricio está raro y percibe que la gente también lo está. Como entre la histeria de estar cansados y por otro lado sentir la indiferencia de hacer cualquier cosa.
Percibe a la gente alterada y al quedarse solo bailando no fue la excepción.

Sacando este paréntesis la pasó muy bien en general. Fue divertido, atrevido y no sé cómo cuando hacés algo perverso pero a la vez tenés culpa y miedo el pararle el carro de excitación a alguien. Patricio concluyó que fue necasario y que al final se sintió muy bien. Bueno alguna vez él que siempre acepta todo supo poner un freno. Esta vez Patricio se metió al juego y logró salir ileso aunque su cuello diga lo contrario, pero aquello es otra historia.

No hay comentarios: